¿Qué implica exactamente estar en una lista de morosos?

Debido a una dificultad económica o a un imprevisto, muchas personas no pueden hacer frente en un momento dado a un pago de un recibo de suministros o a una cuota crediticia. Las entidades financieras deben avisarnos repetidas veces de este impago, pero si el cliente hace caso omiso o no es capaz de saldar la cuenta, la compañía financiera o de suministros, se verá obligada a incluirnos en una lista de morosidad.

Vamos a ver qué es una lista de morosos realmente, cuáles son las más importantes en nuestro país y, sobre todo, qué implica estar incluido en una de estas listas.

¿Qué son las listas de morosos?

Las listas de morosos son en realidad ficheros de datos en los que se incluyen los datos de personas físicas o jurídicas que han causado algún tipo de impago. La potencia de estos ficheros es que son accesibles para miles de entidades asociadas, sobre todo para los bancos, compañías crediticias, de suministros, etc. ya que esta información les sirve como aviso del tipo de cliente al que se enfrentan.

La cuestión es que esto a veces puede ser muy injusto, porque el simple retraso en la factura telefónica mensual de unos cuantos euros puede causar la inclusión de nuestros datos en un fichero de morosos, e impedirnos el acceso a un crédito personal para la compra de un vehículo, por ejemplo.

¿Cuáles son las listas de morosos?

 Como hemos explicado ya en varios posts anteriores, las listas de morosos más importantes que tenemos en España son varias:

  • Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF-EQUIFAX).
  • Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI).
  • Experian Badexcug.
  • Registro de Incidencias Judiciales y Reclamaciones de Organismo Públicos.
  • CIRBE o CIR (del  Banco de España).

¿Por qué me pueden incluir en una lista de morosos?

Las causas son varias, pero normalmente es por tener cualquier impago ante un préstamo o facturas de suministros (luz, agua, gas, teléfono…), aunque en otras ocasiones se puede entrar en uno de estos ficheros por error, lo que añade más dramatismo al hecho de pertenecer a uno de estos listados.

Como norma general, se suele entrar en la lista de morosos al cuarto mes de producirse un impago, consecutivos o alternativos; pero como indicamos, muchas veces se entra en el primer mes o incluso habiendo saldado la deuda, por un error del “sistema”.

Las circunstancias que implican que un consumidor deba entrar en un fichero de morosos, están reguladas bajo el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999. Aquí se detallan las causas por las que se puede tomar esta decisión.

¿Qué implica estar en alguna lista de morosos?

La desventaja principal que implica estar en un fichero de morosos es que no podremos acceder a préstamos o a cualquier tipo de compra financiada. La razón es sencilla, antes de conceder dinero prestado, las compañías financieras consultan estos ficheros por si el cliente está o no en ellos.

Cuáles son los principales ficheros de morosos y registros de morosidad en España

Los dos ficheros de morosos más importantes de nuestro país, que recogen datos de personas físicas son:

  • ASNEF EQUIFAX gestionado por la sociedad Asnef- Equifax Servicios de Información sobre Solvencia y Crédito, S.L. 
  • BADEXCUG, gestionado por Experian Bureau de Crédito S.A.

Estos dos ficheros de morosidad son los más conocidos aunque su funcionamiento es más opaco. Además tenemos un tercer fichero de impagos pero relativos a empresas, entendidas éstas como personas jurídicas únicamente que se denomina Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI  y que está gestionado por el Centro de Cooperación Interbancaria o CCI.

Por consiguiente el RAI no puede ser considerado como un fichero de morosos de personas físicas, ya que no se puede formar parte de este registro de morosidad por muchas letras impagadas que dejen a sus espaldas los consumidores.

El fichero de morosos ASNEF-EQUIFAX

Uno de los  registros de morosidad más importantes es el fichero ASNEF-EQUIFAX, que es elaborado conjuntamente por ASNEF, la Asociación Nacional de Entidades de Financiación y EQUIFAX IBÉRICA SL.

EQUIFAX IBÉRICA SL se implantó en nuestro país en el año 1994 de la mano de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), entidad con una larga tradición de servicio a las entidades de crédito desde su creación en 1967. EQUIFAX es una sociedad de capital estadounidense que se ha convertido en una gran multinacional, creada en USA hace más de cien años. Es líder mundial en soluciones de información estratégica para su negocio. La facturación global de EQUIFAX supera los 1.500 millones de dólares de facturación al año y cuenta con más de 4.500 empleados en 13 países diferentes.

El fichero de morosos de ASNEF contiene información sobre operaciones impagadas, tanto por personas físicas como jurídicas, aportada por el propio acreedor.

La participación en este fichero se basa en el principio de reciprocidad, que consiste en beneficiarse de los datos ajenos aportando los propios. La información de Equifax Ibérica sobre solvencia patrimonial y crédito es utilizada a la hora de analizar operaciones de riesgo.

En el registro de morosidad ASNEF aparecen deudas impagadas que pueden estar aceptadas o no, pero además de las contraídas con entidades financieras, también  utilizan este fichero grandes compañías de servicios como son las compañías de electricidad y de telefonía.

ASNEF cuenta en la actualidad con casi 300 miembros asociados entre los que se encuentran cajas de ahorros y rurales, bancos, compañías de servicios, emisores de tarjetas de crédito, entidades financieras de todo tipo, empresas de telecomunicaciones, editoriales y compañías de energía. EQUIFAX recopila y actualiza diariamente los datos suministrados por estos socios.

Los datos que podemos encontrar en este fichero de morosidad son los siguientes:

  1. Información identificativa de la persona consultada.
  2. Relación de nombres y domicilios distintos con los que consta en el fichero. 
  3. Resumen de la situación actual de operaciones impagadas (saldo total impagado, número de operaciones, etc…).
  4. Detalle de cada una de las operaciones impagadas (importe, número de cuotas, tipo de entidad acreedora, etc…).
  5.  Evolución mensual (últimos 24 meses) tanto de la información resumida como detallada por operación impagada.

La permanencia del registro de un moroso en el fichero de morosidad de ASNEF-EQUIFAX puede ser de hasta seis años si el deudor no abona nunca el impago.

Experian Bureau de Crédito, BADEXCUG

Otro de los registros de morosidad más conocidos es el que  gestiona la compañía Experian Bureau de Crédito, que  tiene operativo el fichero sobre solvencia patrimonial y crédito denominado BADEXCUG que es el acrónimo de Base de Datos Experian Closed Users Group.

La compañía Experian es una multinacional inglesa que se instaló en España en 1992 y que está especializada en la gestión de bases de datos explotación de ficheros de mora y en el análisis de información para la toma de decisiones. Experian está implantada en en más de 50 países y cuenta con más de 12.500 empleados en todo el mundo.

El registro de morosidad Badexcug es un fichero de solvencia que se nutre de las informaciones aportadas por las más de 230 entidades colaboradoras, bajo un criterio de estricta reciprocidad. De tal forma que solo las entidades que aportan datos al fichero de morosidad Experian pueden posteriormente consultarlo. Las entidades adheridas son bancos, cajas, sociedades financieras, cooperativas de crédito y otras entidades de financiación.

El fichero de morosos Badexcug contiene información de personas físicas y jurídicas, aportada por el acreedor, referente a los incumplimientos de obligaciones dinerarias de sus clientes.

El fichero incorpora detalle de datos identificativos del consumidor, así como de los incumplimientos de cada una de las operaciones comerciales impagadas, reflejando la situación actual y la evolución histórica de cada una de las operaciones. Los datos se actualizan periódicamente y cumplen con los más altos estándares de calidad. Asimismo, se cumplen unas estrictas medidas de seguridad para garantizar la confidencialidad y secreto de la información.

El Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI

El RAI es un fichero de mora de titularidad privada que recoge los datos de los efectos de comercio aceptados con función de giro a cargo de personas jurídicas  y que hayan resultado impagados al vencimiento. El responsable de la gestión del RAI es el CCI, Centro de Cooperación Interbancaria, organismo que se hizo cargo del registro cuando desapareció el Consejo Superior Bancario.

Hoy en día el fichero de morosidad RAI funciona, únicamente, para personas jurídicas, y no para personas físicas.

Ésta ha sido una de las consecuencias prácticas de la Resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) de 8 de febrero de 2005, a cuyo tenor se declaró como práctica restrictiva de la competencia las normas de gestión y funcionamiento por las que entonces se regía el RAI, intimándole para que cesara en su actividad. Y fue una de las consecuencias prácticas porque las nuevas normas presentadas por el CCI, a partir de dicha Resolución, excluían a las personas físicas.

En la actualidad, el fichero de morosidad RAI está constituido por la información relativa a aquellos impagos, exclusivamente de personas jurídicas, de cuantía igual o superior a 300 euros, que se produzcan en documentos en los que conste la firma del deudor reconociendo la deuda: letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente, que sean de uso en masa en el sistema bancario y que tengan fuerza ejecutiva. Asimismo, recoge los recibos que suplan a las letras de cambio en los que conste la aceptación del deudor con su firma y cumplan los restantes requisitos antes señalados, salvo el de fuerza cambiaria.

La información la siguen aportando exclusivamente Bancos, Cajas de Ahorro, Cajas Rurales y Cooperativas de Crédito. Hay que hacer notar que es un registro en el que la comunicación del impago no la hace directamente el acreedor causal sino la entidad bancaria que ha gestionado el cobro o descuento del título cambiario.

El plazo de permanencia de la información contenida en el RAI es, actualmente, de treinta meses. A través de este servicio se suministra información del RAI a los acreedores (personas físicas o jurídicas que puedan acreditar que tienen un crédito concedido o solicitado por una persona jurídica) y a las empresas de informes de solvencia.

La gestión del RAI ha sido encomendada por el CCI a Experian Bureau de Crédito S.A., empresa que será la prestadora del servicio y las consultas al fichero de mora se pueden hacer a través de la página web www.ficherorai.com.

Para causar baja en el RAI, el primer paso ineludible es recuperar los efectos impagados o pagar la deuda que ocasionó la inclusión en el RAI. Una vez hecho esto, se tienen dos opciones para darse de baja: a través de la entidad bancaria que ordenó su inclusión,  por propia cuenta.

 1º.- A través de su enditad bancaria: Hay que tener en cuenta que en el RAI lo metió la propia entidad bancaria del deudor, de donde procede el cheque o pagaré que entregó, o donde domicilió la letra de cambio o recibo.

Por ello, tiene que acudir a su sucursal con el justificante de pago que tenga, o bien, los documentos de los efectos que haya recuperado (cheque, pagaré, letra de cambio o recibo), o bien, una carta liberatoria del acreedor.  En la sucursal solicita que le den de baja en el RAI.

En este caso la entidad bancaria le enviará la documentación e información necesaria al RAI para dar de baja los datos.

 2º.- Por Propia Cuenta: En este caso puede acudir al propio RAI, con la ventaja de que recibirá una acreditación de las bajas.

Ante el RAI tiene que presentar la misma documentación que ante la entidad: los documentos originales de los efectos, (cheque, pagaré, letra de cambio o efecto aceptado),  o una carta liberatoria del acreedor. Deberá presentar la documentación original acompañándola con una copia que se quedará el RAI, menos en el caso de la carta liberatoria que ellos exigen quedarse con la original.

Además deberá adjuntar copia de la tarjeta del CIF del acreedor, una carta solicitando el trámite de baja al RAI, una copia del CIF de su empresa, una copia de su DNI y de los poderes que ostenta en la empresa.

Fichero de Inquilinos Morosos (FIM)

El FIM es el primer Fichero de Inquilinos Morosos  que se elabora en España, y que está inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos. 

El FIM, que está abierto a los particulares desde el mes de julio de 2009,  contiene información sobre arrendamientos impagados, tanto de personas físicas como jurídicas, aportada por los propios arrendadores y profesionales en la gestión de arrendamientos. Contiene también toda la información procedente de sentencias judiciales por desahucio, convirtiéndose en la base de datos más amplia y completa sobre morosidad en arrendamientos en el territorio nacional.

FIM es una herramienta de consulta muy útil para profesionales y particulares antes de alquilar un inmueble en España. La participación en este registro de morosos se basa en el principio de reciprocidad, que consiste en beneficiarse de los datos ajenos aportando los propios.

El dueño de una vivienda puede consultar este fichero de morosos antes de firmar el contrato para saber si un inquilino tiene alguna deuda pendiente de anteriores alquileres. El procedimiento es sencillo, se puede realizar por internet en la web www.fimiberica.com y cada consulta cuesta unos 9,95 euros.

El fichero de morosidad ASNEF  Empresas

Es un registro de información de impagados de Equifax Ibérica que contiene deudas empresariales que sean ciertas, vencidas, exigibles, con previo requerimiento de pago, procedentes de transacciones comerciales con empresas o personas físicas que actúen en el ejercicio de actividades empresariales o profesionales.

El acreedor, bajo el principio de Reciprocidad, podrá aportar y compartir la información de impagados de sus clientes para tomar decisiones de negocio más acertadas.

El proceso para inscribir a una empresa en ASNEF no complicado, aunque para poder llevarlo a cabo deben darse ciertas condiciones. Es decir, la empresa morosa tiene que cumplir algunos requisitos que están recogidos en el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999:

– La existencia previa de una deuda cierta, vencida y exigible, que haya resultado impagada.

– El requerimiento previo de pago a quien corresponda, en su caso, del cumplimiento de la obligación.

– Que el acreedor o quien actúe por su cuenta e interés, se asegure de que concurren todos los requisitos exigidos en los apartados anteriores, en el momento de notificar los datos adversos al responsable del fichero común.

A esto hay que añadir un plazo de espera antes de poder incluir a una empresa en ASNEF u otro registro de morosos. En concreto, según la la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), sólo se podrá incluir a una compañía en estos ficheros a partir del cuarto mes de impago.

Además, el procedimiento de inclusión también debe atenerse a otra serie de formalismos en cuanto a los tiempos para comunicar la inclusión en el fichero de moroso y la veracidad de las pruebas documentales aportadas.

En este sentido, la empresa debe ser notificada por escrito en un plazo de 30 días sobre su inclusión en ASNEF Industrial. El documento debe incluir el nombre de quien le ha metido en el registro de morosos y la cantidad por la cual lo ha incluido.

El procedimiento de incluir a una empresa en ASNEF industrial consiste en primer lugar  en darse de alta en el registro y pagar una cuota de usuario de unos 40 euros mensuales, que además dará acceso a su base de datos y permite incluir los impagados anteriores (hasta seis años en el caso de ASNEF).

Cada inscripción tiene un coste aproximado de una treintena de céntimos de euros y cada consulta de un par de euros que se suman y si superan a la cuota mensual, el usuario deberá pagar la diferencia.

La consulta de los impagados aporta tres series de datos respecto a la empresa morosa. En primer lugar informa sobre el domicilio y datos sociales, después alerta sobre el importe de los impagados, así como si la compañía está efectuando algún pago de la cantidad adeudada recientemente o de forma periódica. Esto sirve sobre todo para saber si, pese a ser una empresa morosa, tiene intención de ir liquidando sus deudas. Por otra parte, la información sobre el capital social y otras cuestiones servirán para saber con qué tipo de compañía se hacen negocios.

El CIRBE o CIR del Banco de España

El CIRBE no es en sentido estricto un registro de morosidad aunque parte de la información que tiene se refiere a situaciones de mora bancaria.

CIRBE es el acrónimo de Central de Información de Riesgos del Banco de España; es un servicio encargado de centralizar la información presentada por las entidades de crédito sobre los riesgos bancarios que presentan sus clientes y que recoge el historial crediticio de personas físicas y jurídicas en todas las entidades financieras que operan dentro del pais. Este servicio tiene dos funciones fundamentalmente:

 1-  Ayudar a las labores de supervisión del Banco de España dentro de su labor de control de riesgo global del sistema financiero.

 2-  Dar a las entidades un elemento adicional de valoración de riesgos a la hora de conceder un crédito a cualquier entidad solicitante.

Bajo estas premisas, todas las entidades que operan bajo la supervisión del Banco de España y tienen la posibilidad de formalizar operaciones de crédito con terceros, tienen la obligación de comunicar la información crediticia viva al Banco de España.

En la actualidad, se consideran entidades obligadas de comunicación, bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, sociedades de garantía recíproca y sucursales de entidades financieras extranjeras para los establecimientos establecidos en España.

 Las obligaciones de declaración sobre las operaciones activas se agrupan en función de los titulares. Como norma general se establecen los siguientes límites:

1  Todos los riesgos que mantienen con sus clientes residentes en España que superen los 6.000 euros

2  Para los no residentes la obligación de declarar es a partir de 300.000 euros

3  Los riesgos de avalistas por importe superiores a los 60.000 euros

Además las entidades financieras deben comunicar a la CIRBE las situaciones de morosidad de sus clientes y de las incidencias.

Las entidades que declaran sus riesgos a la CIR del Banco de España reciben mensualmente la información agregada del riesgo contraído por las personas físicas y jurídicas para las que han hecho una declaración (los llamados titulares) es decir del total de créditos que sus clientes declarados mantienen con el conjunto de entidades financieras españolas.

Una entidad bancaria también puede pedir información concreta de un titular si éste le solicita una operación de riesgo (p.ej., la concesión de un crédito) o figura como obligado al pago o garante en documentos cambiarios o de crédito cuya adquisición o negociación se le haya solicitado a la entidad. De esta forma un banco puede conocer con mucha exactitud el endeudamiento de una empresa o de un particular, de los créditos y préstamos vigentes, los importes pendientes de reembolso, de las situaciones crediticias en demora y de los impagos.

Asimismo cualquier persona física o jurídica puede solicitar los datos declarados en la CIR del Banco de España a su nombre. 

Subvenciones y ayudas para ahorrar energía

La eficiencia energética es la clave para conseguir un ahorro en el consumo de la electricidad y el gas así como una mejora en la sostenibilidad medioambiental. Por este motivo una de las máximas de los gobiernos actuales es promoverla entre sus ciudadanos ya que esto podría suponer un alivio para las familias y un gran paso en la lucha contra el cambio climático. Desafortunadamente alcanzar la eficiencia energética precisa de una inversión de capital que en la mayoría de los casos puede ser prohibitiva para muchas familias; por este motivo las comunidades autónomas de España han creado en los últimos años una serie de ayudas y subvenciones para ayudar a los ciudadanos que lo necesiten a conseguirlo. En este artículo te vamos a informar sobre qué tipo de ayudas puedes solicitar así como mejorar el precio que pagas por la electricidad y el gas.

Tus facturas energéticas

La eficiencia energética permite reducir el consumo de energía y, por tanto, el coste final de las facturas es mucho menor. Sin embargo, si tus contratos energéticos tienen un precio alto, deberías revisarlos si quieres ahorrar aún más por tus consumos al pagar menos.

Si ese es tu caso, si piensas que estás pagando de más por la energía, lo que debes hacer es utilizar un comparador de gas y luz para encontrar de una forma más rápida y eficaz una tarifa que se adapte a tus necesidades. Sin duda, esta herramienta online es la mejor manera de solucionar tus trámites energéticos cuando no sabes qué compañía de gas y electricidad elegir. Existen mucha modalidades de comparador de gas y de electricidad; todos ellos son gratuitos y no tienen coste alguno para el cliente.

Si, por el contrario, te acabas de mudar a una vivienda de nueva construcción, antes de contratar una tarifa tendrás que dar de alta el gas y la luz. La gestión de dar de alta el gas y la electricidad tiene un precio que está regulado por las administraciones; es decir, exige el pago de unas tasas pero te va a costar lo mismo sin importar la comercializadora con la que decidas contratar las tarifas. Dar de alta el gas es una gestión que genera muchas dudas entre los usuarios, por eso a continuación te dejamos un interesante artículo para que tengas todo mucho má claro: http://empresasostenible.info/comparador-gas.html.

¿Cuáles son la distintas ayudas que se pueden solicitar

Una vez que cuentes con los mejores precios para la electricidad y el gas, es momento de ponerte en contacto con tu comunidad autónoma o ciudad autónoma para solicitar la distintas ayudas y subvenciones a las que puedes acceder para conseguir la mayor eficiencia energética. Pero, ¿qué tipo de ayuda suelen ofrecer? A  continuación te mostramos algunas de las más habituales:

  • Programas de rehabilitación de edificios para que consigan un aislamiento térmico. Aquí puedes recibir más información.
  • Plan Renove de Electrodomésticos de bajo consumo.
  • Subvenciones para la instalación de placas solares fotovoltaicas o térmicas.
  • Mejora en la iluminación interna de los edificios.
  • Compra de vehículos híbridos.
  • Instalación de calderas e instalaciones de biomasa.
  • Alquiler de bicicletas.

Estas son solo algunas pero hay muchas más. No dudes en llamar al 012, el teléfono de atención a la ciudadanía de tu comunidad autónoma para solicitar más información.

¿Estoy en los Ficheros de Morosos?

Si necesita un informe completo de su situación en los Fichero de Morosos contacte con nosotros y le responderemos en menos de 24 horas con un informe financiero completo para saber si está en algunos de los ficheros ficheros de morosos:

ASNEF-EQUIFAXEXPERIAN-BADEXCUGINFODEUDARAIFIJCIRBECIREX

¿Quiere que le gestionemos el BORRADO DE SUS DATOS DE LOS FICHEROS DE MOROSOS? Consúltenos presupuesto llamando al 689 682 032 o escribiendo a info@ayudasfinancieras.es y valoramos su situación.

Contacta con nosotros

Reclamaciones sobre Ficheros de Morosos

Realizamos las siguientes reclamaciones sobre Ficheros de Morosos

Ficheros de Morosidad, CIRBE Banco de España, Empresas de Recompra de Deudas,
Reclamaciones Agencia Española Protección Datos (AEDP), Reclamaciones Bancarias, Hipotecas IRPH,
Compañía de Telefonía, Agua, Gas, Electricidad y resto de suministros

Reclamación por inclusión indebida en fichero o registros de morosos.

Es viable la reclamación fichero de morosos, para salir de dichos ficheros si tienes deudas de tarjetas y préstamos, siempre que existan intereses abusivos o usurarios y se haya presentado reclamación y demanda para reclamar su nulidad. Los ficheros o registros de morosos más conocidos son ASNEF, EQUIFAX, EXPERIAN, BADEXCUG, RAI y CIRBE.

Protección de datos de carácter personal

El art. 4 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), al desarrollar tanto el art. 18.4 de la Constitución como la Directiva 1995/46/CE, de 24 octubre, del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea, de protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, exige que los datos personales recogidos para su tratamiento sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido, exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado, y prohíbe que sean usados para finalidades incompatibles con aquellas para las que los datos hubieran sido recogidos.

Inclusión en fichero de morosos de deudas

Los arts. 38 y 39 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, exigen para la inclusión en los ficheros de datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica del afectado, la existencia previa de una deuda cierta, vencida, exigible, que haya resultado impagada, y que se haya requerido de pago al deudor,informándole que en caso de no producirse el pago en el término previsto para ello y cumplirse los demás requisitos, los datos relativos al impago podrán ser comunicados a ficheros relativos al cumplimiento o incumplimiento de obligaciones dinerarias.

Derecho a reclamación fichero de morosos por deudas reclamadas.

El interesado tiene derecho a ser informado y a obtener la oportuna rectificación o cancelación en caso de error o inexactitud de datos en fichero de morosos, y en cuanto a obligaciones dinerarias se refiere, la deuda debe ser además de vencida y exigible, cierta, es decir, inequívoca, indudable, siendo necesario además el previo requerimiento de pago; por tanto no cabe inclusión de deudas inciertas, dudosas, no pacíficas o sometidas a litigio, bastando para ello que aparezca un principio de prueba documental que contradiga su existencia o certeza.

Será por tanto inexacto el dato de existencia una deuda de tarjetas o préstamos, en un registro o fichero de morosos, si existe un procedimiento judicial de nulidad de intereses, y en este caso puede presentar reclamación fichero de morosos. Existiendo además una vulneración del derecho al honor por inclusión indebida en un registro de morosos, por ser una deuda no pacífica y dudosa; que puede dar lugar a una indemnización, y así lo entiende el Tribunal Supremo en numerosas sentencias.