que hacer si me reclaman una deuda de hace 10 años

Tengo que pagar una deuda de 10 años

Que nos reclamen una deuda de hace 10 años es todo un problema. ¿Quién es capaz de recordar una deuda que tenía 10 años atrás? Así que es muy posible que dudemos si la deuda es realmente nuestra.

Además, el otro problema en una circunstancia como esta es la posibilidad de errores o estafas. De modo que terminemos pagando una deuda que no es nuestra, o que ya habíamos pagado en el pasado. Por eso es muy importante saber cómo reaccionar si nos reclaman una deuda de hace 10 años.

¿Cuándo caducan las deudas?

En España, las deudas prescriben después de haber pasado cierto tiempo sin que el acreedor haya hecho algún reclamo. Cuando decimos que una deuda prescribe, nos referimos al tiempo legal para que el acreedor pueda reclamar la deuda.  

No todas las deudas prescriben en el mismo tiempo. La legislación ofrece diferentes plazos para los diferentes tipos de deudas. La legislación contempla 4 plazos para 4 tipos de deudas:

  • Deudas de suministros. Las deudas relacionadas a suministros de luz, agua, teléfono, gas, y otros similares caducan en 3 años. Aquí también se incluyen servicios profesionales.
  • Deudas públicas. Las multas, deudas con seguridad social o hacienda caducan en 4 años.
  • Deudas personales. Las deudas personales como tarjetas de crédito, deudas con seguros, deudas de alquiler, préstamos personales y similares caducan en un periodo de 5 años.
  • Deudas hipotecarias. Para las deudas hipotecarias, se da un plazo de 20 años para que caduquen.

No obstante, debemos entender qué significa realmente que una deuda caduque. Esto no necesariamente significa que la deuda desaparezca o que ya no estés obligado a pagarla.

Que la deuda haya prescrito significa que el acreedor ya no tiene derecho a reclamar esa deuda una vez que ha pasado el tiempo de expiración de la misma. Sin embargo, la legislación también permite que el acreedor pueda vender esta deuda a una empresa de recobro o a un fondo buitre.

Normalmente, el proceso es que incluirán nuestros datos en un fichero de morosos. Y justo antes de que se acabe el plazo, venderán esa deuda a una empresa de recobro. Ese nuevo acreedor tendrá nuevamente el mismo plazo para reclamar la deuda. Y así sucesivamente, hasta que la paguemos. En un caso como este, la deuda realmente no ha desaparecido. Solamente ha pasado de una mano a otra, y entraríamos en un círculo vicioso.

Y es por eso que, en un sentido estricto, ninguna deuda prescribe o desaparece. Si las empresas financieras aplican este proceso, siempre estaremos obligados a pagar la deuda.

tengo que pagar una deuda de hace 10 años

¿Qué debo hacer si me reclaman una deuda de hace 10 años?

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos si esa deuda es realmente nuestra. Si han pasado 10 años, es muy probable que se haya aplicado el proceso mencionado anteriormente. El antiguo acreedor vendió la deuda a una empresa de recobro. Y por eso, tiene todo el derecho de reclamarla después de haber pasado 10 años.

El primer paso que debemos tomar es recopilar la información más esencial sobre la deuda de hace diez años.

  • A qué empresa le pertenecía esta deuda. Esta información nos ayudará a saber de dónde proviene la deuda.
  • Cuál es el importe de la deuda. También es una información relevante para conocer de dónde proviene la deuda.
  • Comprobar si la deuda se había comprobado anteriormente durante esos 10 años. Esto nos ayudará a saber, primero, las acciones que debemos tomar para resolver el problema. Si la deuda fue real, es muy probable que nos hayan reclamado a través de un juicio monitorio.

¿Qué debo hacer si me reclaman una deuda de hace 20 años?

Las únicas deudas que se pueden reclamar después de 20 años desde la fecha de pago son las deudas hipotecarias, puesto que son las que tienen un mayor lapso de prescripción.

En la mayoría de los casos, las deudas hipotecarias siempre pertenecen al banco. Y el banco siempre nos estará reclamando la deuda. Además, si el reclamo nos llega del banco no debemos tener ninguna duda que la deuda nos pertenece. Lo bueno es que el banco suele ofrecer mejores soluciones y facilidades para pagar estos préstamos. Si ninguna de las proposiciones del banco nos vienen bien, también podemos hacer uso de la Ley de Segunda Oportunidad.

En algunas ocasiones, los bancos suelen vender este tipo de deudas a empresas de reclamo. En caso de que sea así, debemos seguir los pasos anteriores para asegurarnos de que la deuda es nuestra y cómo debemos enfrentarla.

¿Qué debo hacer si me reclaman una deuda ya pagada?

Si reconoces la deuda que nos están reclamando y estamos seguro de que la pagamos, no debemos pagarla. Lo más aconsejable es que acudamos a nuestro banco y comprobemos si en el pasado pagamos la deuda. También deberíamos revisar el fichero de morosos donde nos habían incluido la empresa con quien habíamos contraído esa deuda. Allí habrá un registro de que fuimos incluidos y de que fuimos sacados por haber pagado la deuda. Es decir, demuestra que realmente pagamos la deuda.

Acceder a los ficheros de morosos no tiene ningún costo. Puedes acceder a ASNEF de manera gratuita. También contratar una asesora financiera para consultar el fichero de morosos. En Ayudasfinancieras, te ayudaremos consultar cualquier fichero de morosos.

cuando prescriben las deudas

Apégate la Ley de la Segunda Oportunidad para cancelar tus deudas

La única manera de hacer que una deuda desaparezca es pagándola. Si la deuda es real, no importa los años que hayan pasado. Estamos obligados a pagarla.

Si nos encontramos en una situación financiera difícil, podemos acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley nos ofrece diferentes facilidades para que podamos saldar nuestras deudas. Nos permite reestructurar los pagos de las deudas a unas cuotas que concuerden con nuestra situación económica actual. Si se demuestra que somos personas de buena fe y que actualmente no tenemos la capacidad de pagar la deuda, podríamos obtener una exoneración completa. En otras palabras, recibiríamos muchas facilidades para pagar la deuda.

En cualquiera que sea el caso, en Ayudasfinancieras podemos ayudarte a resolver los problemas con tus datos. Te ayudaremos a analizar si la deuda realmente te pertenece y cómo enfrentar la situación dependiendo de la circunstancia.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.